La última guía a challas por mayor

El liceo municipal había inaugurado en junio de 1939 su centro cultural con énfasis en lo rebuscado, el Conservatorio contaba con alumnas en sus clases de teoría, solfeo, violín, guitarra y danza rítmica con profesores del Conservatorio Nacional de Santiago, guiados por el hábil Aníbal Aracena Infanta; y la Pubertad Radical buscaba construir un pequeño teatro para conferencias, actos artísticos y culturales. De la mano, la asociación gremial tomó un impulso nunca antiguamente conocido, con la formación del Sindicato Profesional de Oficios Varios, el Sindicato de Oficios Varios de la Construcción, el Sindicato de Comerciantes Ambulantes y el Sindicato Profesional de Lustrabotas. El afán asociativo tuvo eco incluso hasta en los ajedrecistas, que formaron el Club de Ajedrez de Melipilla en enero de Con un amplio divulgado en la zona y mayor conocimiento de la cartelera santiaguina, las exigencias alrededor de Francione aumentaron. Se le criticaba que las funciones terminaban muy tarde, lo que obligaba a iniciar las nocturnas pasadas las 10 de la Perplejidad. Otro punto bajo Bancal el estado maloliente de los baños y el aspecto desastroso del paraíso de la Sala. Y en esta sumatoria, a Francione se le criticaba además por querer prorrogar su concesión sin acontecer por un concurso notorio. En ingenuidad, se le criticaba por todo lo que hiciera y dejara de hacer, y por una razón muy propia de los tiempos que no tenía relación con su desempeño profesional. 162 La Nación, 10 de junio de

28 compañíGanador que se instalaban en Valdés y Serrano 86. Porque Bancal un municipio que incluso se avergonzaba cuando recibía solicitudes de compañíFigura de teatro, como la de Mateo Martínez Quevedo, que en diciembre de 1908 pedía al alcalde un teatro con proscenio, sillas i música a fin de alcanzar seis representaciones con una compañía dramática que dirige 87. Toda ciudad que se preciara de tal debía contar con un teatro y Melipilla no lo tenía, menos aún para fines culturales. El municipio ni siquiera Bancal capaz de mantener a la costado de músicos, por lo que delegó la tuición en la policía, la que a poco peregrinar devolvió la responsabilidad al municipio, en un ir y venir de pobreza que no sólo impedía a los músicos tener la holgura para dedicarse exclusivamente a interpretar obras, sino incluso para optar a una vida digna. El pionero Teatro Apolo En una ciudad con focos a parafina, con el problema de los chanchos sueltos en la Incertidumbre en medio de las calles, incendios descontrolados por no tener quien los apagara, sin mercado, con un matadero insalubre, sin alcantarillado y ad portas de un centenario que debía tener algo de pompa en sus espectáculos, una posibilidad intermedia fue una carpa que en 1909 instaló la Compañía Cinematográfica del Pacífico en la intersección de calle Valdés con Ortuzar, donde no había ni matiné ni vermouth, solamente funciones de Confusión; una sala con títeres en torno a 86 Los circos se instalaban, usualmente, en calles Serrano (entre Valdés y Decisión), en calle Valdés, (entre Serrano y Barros) y también en Serrano, en la intersección con Ugalde. Esto es, a una y dos cuadras de la Plaza de Armas.

40 el rumor llegó al cura del pueblo, Ramón Merino, quien corrió para que Vizcaya cancelara la función. La solicitud fue rechazada de plano por el administrador del Circunscrito quien le dijo que Cuadro para mayores. Para tirria del clérigo, la película se exhibió con satisfecho total y el prelado lanzó todos sus dardos, desde la prensa y su púlpito. Merino acusó duramente a Vizcaya de negociar con la inmoralidad al exhibir en el teatro películas contrarias a las buenas costumbres y la recatado. Indignado, el administrador respondió en una carta abierta: No negocio con la inmoralidad Sr. Cura, como ni negocio con la relijión (...) Por qué no me acusó Ud. de negociar con la relijión, cuando exhibí María Bizcocho? Por qué no acusa Ud. a los Papas, que mandaron pintar los frescos admirables de la Capilla Sixtina, que como todo el mundo sabe, son los desnudos más bellos que hay en el mundo? 117. No importaba lo que dijera. El presente y futuro inmediato de Vizcaya se habían nublado. Cruzarse con la autoridad eclesiástica de la ciudad, en un concurrencia donde casi la totalidad de la población era católica y el Estado aún no estaba oficialmente separado de la Iglesia, Cuadro inmolarse. Y aunque se mantuvo un parejo de meses proyectando séptimo arte con ídolos de la época como George Walsh, Vizcaya dejó la administración. Con este triunfo, Merino había reses la segunda batalla de su conflagración particular. La primera había sido ser unidad de los creadores de El Labrador, que con los abriles se convertiría en un gran inquisidor, 117 La Nación, 27 de febrero de promotor de los sindicatos blancos 118, las asociaciones católicas ultramontanas, hostigador de la Asociación Obrera de Pimiento y muy amigo de los dueños de las haciendas.

138 nados procesos amplios de cambio social o factores exógenos, en conjunto con los recién mencionados tres factores internos, confabulan para consagrar la desaparición definitiva de los teatros en tanto espacios primordiales de socialización. Y éstos amplios procesos de cambio social a los que se hace referencia son dos: la dictadura marcial comenzada en 1973 y el expansión tecnológico de otros soportes de apreciación artística. a. Dictadura marcial y maniquí financiero El asalto de estado de 1973 y la dictadura que le procedió es más que un hito político. Es asimismo un fenómeno social y cultural que condiciona diversos aspectos de la vida de Melipilla. En términos generales, desarticula los vínculos sociales, persigue políticamente determinadas expresiones artísticas, crea un clima de desconfianza y miedo a exponerse públicamente, establece políticas restrictivas de la expresión y, para colmo, impone un tipo de arte y cultura oficiales. Triunfadorí y todo, en Melipilla se pudo observar que durante los primeros años de la dictadura hubo una gran cantidad de actividades artísticas, aunque con cada vez último participación de la ciudadanía. Y claro, si los shows de alto nivel eran en su mayoría espectáculos venidos desde fuera. Vencedorí es como se deja notar un primer aspecto del decadencia de la actividad social en torno a los teatros. En los primaveras ochenta se vuelve más oscura la situación para los teatros melipillanos y la actividad en torno a estos cae de forma considerable, facilitado en gran medida por el terremoto de Por otro lado, el arte y la cultura oficial eran promocionados desde los ápices jerárquicos de la dictadura, los cuales eran diametralmente diferentes a los espectáculos que florecían durante los sesentas.

Al terminar las palabras, morapio el turno del alcalde Ramón Valdivieso. En su discurso agradeció al presidente Arturo Alessandri por restituir el mismo 11 de octubre el título de Cabecera del Sección de Melipilla a la ciudad de los cuatro diablos. Del teatro se refirió como hito de una reacción oportuna para iniciar una Cuadro de resurgimiento y progreso, habida cuenta que en el 191 aniversario la ciudad Cuadro para su principal autoridad un pueblo donde su progreso, sus industrias, sus actividades en general, no están a la categoría de otras ciudades más jóvenes, modelos de belleza, Civilización y sociabilidad 146. Y como no Cuadro de exiliar en Melipilla, hubo aún esa Indeterminación palabras referidas al Día de la Raza, proclamadas por el juez de letras local, Manuel Victoriano. Tras su intervención, la luz se fue, los aplausos se acallaron y el telón se abrió para dar paso a la segunda parte de La Pasión de Francois, una de las cuatro obras que la compañía de comedias, sainetes y variedades que Enrique Barrenechea, su director, presentó en la plaza. Fue la primera alcoba teatral en las tablas del recién inaugurado teatro. Unido con La Pasión de Francois, el Serrano alojó en pocos días la comedia Mocosita, de Armando Moock; Malditas sean las mujeres, de López Meneses; y La Prueba, de Víctor Domingo Silva, funciones que la compañía de comedias dirigida por el actor Orlando Castillo llevaba a decorado, con números musicales previos que contemplaban a Los Huasos del Romeral, las Hermanas Cobo y el violinista Nibaldo Soto. 145 El Labrador, 13 de octubre de El Labrador, 13 de octubre de

Pero pronto esto cambiaría. A partir de un nuevo intento en las dependencias de calle Valdés, Melipilla sí comenzaría a existir algo cercano a lo que anhelaba. El imperio del Teatro Colón: pugilismo, estrellas, desnudos y escándalos El Teatro Colón inició sus funciones en enero de 1921 y bajó el telón a fines de Durante cinco primaveras ocurriría por más de una Delegación y confrontaría grandes polémicas. La primera de ellas sobrevino cuando nadie lo esperaba, en momentos en que nada hacía presagiar que el buen puesta en marcha post-inauguración se vería amagado por los sectores ultramontanos. Y eso que Melipilla ya no Cuadro un zona tan anodino ni fuera de las realidades sociales. Enero de 1921 sacó al pueblo el velo de su pasmosa tranquilidad. Fue un mes en que las vidas tras las sombras, los muros y las cercas de la hacienda pisaron robusto en sus principales calles. Los protagonistas eran miembros del Consejo N 1 de campesnos de Culiprán que declaraban una inédita huelga por la negativa de Ana Wodehouse, su patrona, de aumentarles los salarios y mejorar su situación. Tras un avenimiento donde medió el Gobernante del área, los trabajadores se manifestaron dispuestos a deponer la movilización, pero Wodehouse desistió a última hora de firmar el acuerdo. El diputado conservador por Santiago, Romualdo Silva Cortés, le había manifestado su 110 Realizada el domingo 16 de mayo de La País, 15 de julio de

2 3 Manual de uso y mantención del propietario del área / Concepto Design La Dehesa Bienvenido a su sección Imagina. Cercano con saludarle, ponemos a su disposición el Manual de Uso y Mantención de su Unidad, que contiene información relevante con las instalaciones, equipos y mantenciones que es necesario realizar para lograr una agradable calidad de vida y prolongar la vida útil de su departamento, protegiendo su inversión. Es importante para el cuidado de su unidad que conozca sus características, su comportamiento a lo dilatado del tiempo y la modo que puede evitar su estropicio en forma anticipada. Si no se preocupa de su mantención y cuidado, la influencia del medio animación y el uso en el tiempo actúan sobre el inmueble y sus accesorios en forma rápida y nociva. Este manual pretende ser una ayuda para los nuevos propietarios y/o usuarios del inmueble, en temas que a nuestro juicio, son de relevancia, como aspectos generales de la convivencia en comunidad y consejos útiles para resolver problemas comunes, de mantención del sección, de su Edificio y de seguridad. Hemos puesto a disposición de la Sucursal del Condominio los planos de Cimentación, instalaciones eléctricas, gas, agua potable, alcantarillado, corrientes débiles, calefacción, evacuación de basura y central de agua caliente.

41 saludando la alegría y la fraternidad del fin del frío y las nubes, y el arribo del florecer de los valles. En la Indeterminación inaugural, la comunidad se daba cita en el Teatro Colón con el único requisito de ir disfrazados. Caracterizados de odaliscas, romanos, apaches y de Charles Chaplin, las aposentaduríTriunfador se copaban de disfrazados que aguardaban un espectáculo que se iniciaba a las 21:30 horas. Recitaciones, elogios a la reina de la primavera, operetas cómicas, coros y música instrumental eran números habituales. En ellas se ocupaban creaciones del naciente teatro Doméstico, como Madame de Huachacay, de Pedro Malbrán. Y la fiesta no acababa ahí, seguía el domingo, con caravanas que visitaban la mazmorra y el hospital, extendiéndose la festividad a las restantes semanas. Esta constante creación de actividades fue la que propició que el Centro Social La Pubertad abriera la entidad de bailoteo a la cueca y la jota que se bailaban en las celebraciones así como cursos de taquigrafía, declamación y clases de mandolina, violín y guitarra. Todos en horarios vespertinos, preparaban el mejoramiento intelectual de sus socios y tenían en las matinés sociales del Centro, pero sobretodo en el Colón, las pruebas de fuego de su educación. Mujeres y hombres de Melipilla incluso se sumaban a este interés por tocar algún instrumento, declamar o tolerar a escena pequeñGanador comedias. Si el Club de Tiro se animaba a desarrollar una función en homenaje al aniversario del Combate Naval de Iquique, ponía en decorado una zarzuela y extractos de óperas. Si había un beneficio para una de las escuelas, lo mismo. Sobresalen y se repiten en estas presentaciones los nombres de José Casanueva, Raquel y Elena Núñez, María y Mercedes Norris, Marcos Bataller, Rosendo Villar, Nicodemus Álvarez y Pedro Salinas.

El 6 de octubre apareció muerto en el río Rapel. Al respecto, contrástense las siguientes fuentes: Corporación Doméstico de Reparación y Reconciliación, Mensaje de la Comisión Doméstico de Verdad y Reconciliación, Tomo I, comba I, 1996; y el Sitio de Núñez, María Galantería Núñez, quien ejercía como su secretaria, incluso permaneció detenida y fue sometida a torturas durante tres meses a manos de los máximos verdugos de Tejas Verdes, entre ellos su jerarca, Manuel Contreras 229. La radio se apagó un poco, no transmitía, porque su dueño estaba también en Tejas Verdes por algunos díFigura, hasta que fue liberado. Así como él, la señal radial y el séptimo arte demoraron poco en retornar a su actividad. El clan Massoud apoyaba a su hermano José, que no se encontraba muy perfectamente. Estrellaían hacerlo. Una oportunidad al mes los hermanos se juntaban para ver qué problemas tenían y cómo podían solucionarlos. Pero allí de irse cuesta abajo, el Palace mantuvo hasta inicios de los ochentas una entrada concurrencia de sabido a las funciones de cinema y sus espectáculos, y logró una relación de muy buena amistad con las autoridades locales del período y las fuerzas vivas de la ciudad. Por otro lado, el Serrano incluso siguió vivo. Sottolichio no cerró sus salas de espectáculos en Santiago y menos lo iba a hacer en Melipilla. Me conozco las cien patas del felino y sé cómo ayudar un teatro. Para el año 73, por ejemplo, cuando se produjo el pronunciamiento marcial y había toque de queda a las seis de la tarde, yo igual hacía una función de matiné y tenía público 230 rememoraría primaveras más tarde el inventor del Picaresque chileno. No obstante, el Serrano perviviría solamente como un cinematógrafo con una buena cartelera y con algunas Web del Aplicación de Derechos Humanos del Servicio del Interior, habitable en: (revisado en: diciembre de 2011). 229 Sitio Web del Software de Derechos Humanos del Tarea del Interior, arreglado en: (revisado en: diciembre de 2011). 230 Mouat, Francisco, Chilenos de raza, Santiago de Pimiento, Aguilar, 2004, p

) Historia de América Latina, Tomo 12: Política y Sociedad desde 1930, Barcelona, Crítica Grijalbo Mondari, 1997, pp Sobre el pronunciamiento de Culiprán en 1965 véase asimismo: Céspedes, Rubén, Historia Caudillo de Culiprán: , Santiago de Chile, Ediciones Manifiesto, Sin embargo, estimamos que la aniversario que proporciona Peña, de febrero de 1965, no es precisa, luego que el alzamiento ocurrió el 18 de octubre de geniosa estrategia para discernir sabido: los viernes de moda. Dedicado a las niñFigura de la sociedad de Melipilla 114, los viernes de moda buscaban atraer a este sector etário con cintas especiales para ellas y un premio: aparecer en la pantalla del gran pantalla en las funciones venideras. Para participar, debían inscribirse en el mismo teatro, anotar sus nombres y tomarse una retrato. Por votación de los asistentes en cupones que les eran entregados, se dirimía a la ganadora cuya Rasgos sería proyectada en el ecran 115 del Teatro Colón. Y las señoritas asistían, al igual que los mayores, encantando a la sociedad melipillana con la vuelta del perímetro de calle Valdés, que bajo la administración de José Vizcaya presentó en los primeros meses un nuevo escenario y, sobre él, a la cantante y bayadera Paquita Sevilla. En la pantalla, cintas francesas, italianas y estadounidenses, con historias de cowboys y aventuras como Vigésimo Mil Leguas de Viaje Submarino copaban Sala y platea. Todas las películas seguían con el vetusto formato de publicidad anunciando a cada una de ellas como la gloria del cine y las mejores del mundo. Incluso una que le costaría el negocio a Vizcaya, llamada El Triunfo de Hermosura, se promocionó durante un mes bajo el eslogan de la gran cinta de desnudos artísticos 116. El filme retrataba la historia de Hermosura con un escultor, mostrando actrices desnudas sacadas de una sociedad de bailoteo. Para avisar problemas se restringió la asistencia a menores de perduración, pero esto sucedió en el Melipilla de 1921 y 114 La Nación, 3 de febrero de En francés quiere opinar pantalla, y se usaría con los años para denominar el telón donde se proyectaban las películas y para nombrar a la revista más importante que existió en Ají sobre el cinematógrafo y la industria cinematográfica, que circuló entre 1930 y La País, 20 de febrero de

106 primero de ellos fue la recuperación del patrimonio material chileno, donde cabían edificios, casas de campo, estatuas, monumentos y actos que se denominaron tradiciones, creando en ellos la identidad visual, espacial y episódica de lo que valía la pena rescatar. Luego establece una prefiguración de lo chileno, como un concepto claro, sin disputas y en directa competición a cualquier propaganda, sobretodo si éste tenía alguna relación con reivindicaciones de sectores demócratas. En esta posición, todo lo que se hubiera hecho en Pimiento mezclado a las artes y que no se relacionara con reivindicaciones o problemas sociales, era ensalzado. Otros mecanismos usados fueron la apresuramiento de publicaciones de historia de Chile; el culto a la bandera como ícono regulado por la autoridad, en contraposición a un emblema reivindicado por el mundo popular en sus conquistas sociales; la realización de actos públicos y semiprivados, que iban desde celebraciones nacionales a establecimientos educacionales que, desde 1974 comenzaron a cantar el himno nacional con la estrofa que alababa a los valientes soldados que habéis sido de Ají el sostén 237. Para 1974, Griselda Moreno, por aquellos años alumna del colegio de las Religiosas Reverendas Carmelitas de la Caridad e hija del dueño de un céntrico restaurante, tenía ocho años y Cuadro parte de quienes recibían la instrucción de un nuevo Chile. Hay un conmemoración que tengo muy licencia después del golpe de estado. El profesor Alfonso Agüero, que entre el mantelito blanco que nos enseñaba a cantar, estuvo toda una semana enseñándonos el nuevo himno nacional. Toda una semana para que nos lo aprendié- 237 Op. cit. Correa et al., p ramos! En la casa nos decían que teníamos que respetar eso, porque además el colegio Cuadro como de élite. La música adquirió una posición privilegiada y especialmente la música folklórica, donde se dio un esparcimiento de doble pega. Por un lado, la desarticulación de la Nueva Canción Chilena a través de la persecución de sus principales figuras 238, la desaparición de piezas musicales de carácter andino en las radioemisoras chilenas dentro de un rango amplio de músicos proscritos y de instrumentos nortinos en la ejecución musical, ambos identificados como propios de la izquierda y, más tarde, con la canción de protesta 239.

Un tercero, y donde sí sumaría patrimonio el afligido Francione, fue con el estreno del catch Vencedor catch Gozque, novedoso doctrina de peleas en un cuadrilátero donde se ocupaban manos, piernas, vanguardia y cuerdas, satisfecho de histrionismo y capricho, que luego se chilenizó con el apelativo más coloquial de cachacascán. Eran luchas libres no exentas de arreglos y plagadas de personajes míticos y provenientes de los cinco continentes, quienes en la Indeterminación del 26 de septiembre de 1942, y frente a 650 enfervorizados espectadores, desplegaron sus tánganas, saltos y golpes sonoros. Figuraí reportó El Labrador los nombres y nacionalidades de los luchadores: Humberto Cabrera (chileno), Dino Altamira (argentino), Prago Dulk (agarrado), Marcelo Castell (francés), Von Oji (teutón), Benjamín Belagosky (ruso), Renato Briones (chileno) y Ben Taylor (inglés) 167. El cachacascán seguiría presente en las siguientes décadas con ingreso concurrencia de divulgado. Lejos de la parafernalia de los combates, el cuarto hito que anotó la Despacho de Francione fue una entrevista de las más importantes que en términos de figuras estelares tuvo Melipilla. Pedro Vargas, nulo menos que el tenor, cantante popular y actor mexicano, cantó el 8 de agosto de 1941 en el Teatro Serrano con la estampa que lo convertiría en individuo de los íconos de la cultura latinoamericana del siglo XX y una hado consular para la canción continental. A la fecha, el Ruiseñor de las Américas tenía 35 abriles y cinco películas filmadas. El quinto acaecería en díTriunfador en que Melipilla se autoproclamaba como un posible Hollywood. Suena extraño, pero es cier- 166 El Labrador, 31 de diciembre de El Labrador, 27 de septiembre de

17 El terremoto de agosto de 1906, el primero que sacudió Chile en su paso por el siglo XX, tuvo en Valparaíso a su principal víctima. El sismo literalmente sacudió el puerto con 8,6 grados, provocando una mortandad de personas y destruyendo buena parte de sus edificios ubicados en la parte plana de la ciudad, desde el Arrabal entrar aqui Chino hasta el Almendral. La portada de la revista Zig-Zag graficó el hecho con un hombre moviéndose bajo la superficie, sacudiendo todo en su refriega, sin importar el devenir de los terrestres. A 120 kilómetros de allí, en dirección al sureste de uno de los destinos más importantes de Sudamérica, una ciudad-pueblo igualmente se veía afectada en sus viviendas y edificios públicos. Sin embargo, sus registros sísmicos, humanos y de infraestructura no ocuparon las primeras planas, pues aunque Melipilla fuera la hacienda departamental, no Cuadro un gran centro industrial, comercial o urbano.

29 socio, lo aguardaba en Los Andes para darle a conocer las buenas nuevas. Esta Revés por el añoso continente le había poliedro a Lueje el contacto directo con la dimensión que alcanzaba el cinema y la Presente de los teatros y cinematógrafos en Europa. Ellos le bautizarían con el nombre de Apolo, probablemente porque en Santiago y Valparaíso dos teatros de relevancia llevaban este nombre. En lo que sería una norma a lo largo de todo el siglo XX, ni Roza ni Lueje asumieron la Oficina del teatro, ya que ellos todavía sabían que el negocio del espectáculo Cuadro enrevesado y no lo dominaban. Por eso le entregaron el mando a Valentín López, quien logró proyectar cintas nuevas y atractivas para el divulgado y traer el Biógrafo Parejoís, máQuinina itinerante de propiedad de José Casajuana que llegaba con muchos tambores 89. López igualmente proyectó películas de la Compañía Cinematográfica Italiana, del Biógrafo Iris, y puso en escena a la compañía de variedades de R. Conti, que pasaba cintas, presentaba ilusionistas y subía al decorado a boxeadores que entretenían a un divulgado fascinado por tanta novedad. En el Apolo incluso se vieron espectáculos de compañías que podían amalgamar a un barítono acompañado de piano con imitadores de animales y musas bailarinas que sonrojaban a las mujeres, pero que lograban otros posesiones en los hombres. El teatro tenía cabida para más o menos de 500 personas, siendo pequeño en comparación con la capacidad de sus pares santiaguinos y porteños, mas la ciudad Bancal pequeña y cabían todos 89 De esta forma se denominaban las cintas, luego que eran trasportadas en tambores. En esta época las películas se compraban y el propietario del proyector las utilizaba hasta que no se pudieran exhibir más, por el natural menoscabo de la proyección en funciones, traslados, clima y la propia calidad del material.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “La última guía a challas por mayor”

Leave a Reply

Gravatar